Clementina y su sánguche urbano

Buscando una combinación “sánguche + juegos infantiles” entramos en una autopista urbana que nos llevara a un burguer king o similar, pero estas vías concesionadas son caprichosas. El asunto es que llegamos a  Clementina. Su emplazamiento dice mucho de una experiencia sanguchera más antigua que el hilo negro, y sin embargo parece novedosa y audaz. Mérito para quienes lo pensaron, ya volveremos a esta idea al final.

Vamos a la comida. Pedimos un sánguche en pan ciabatta con atún (mezclado con mayo), salsa de tomate asado, lechuga, pepinillos y palta. En la foto se ven las papitas fritas (tipo chips) que lo escoltan.

image

Evidentemente, el pan fue calentado en horno porque se trata de una temperatura durable, de color homogéneo. Blandito, crocante por todas partes (un 360º, podríamos decir) y que pese a ello no rompe el paladar. La mezcla de sabores, a temperatura de plato liviano, es satisfactoria, suficiente, pero nada pesada.

image
Una merienda en la hierba

Si bien alguien puede pensar que terminamos en la plaza Padre Letelier como en el exacto reverso de lo buscábamos inicialmente (un sitio gringo en versión fast food), un rincón con toda la onda de una plaza que tiene su propia teleserie-sitcom, con una candidata a alcalde profusamente apoyada por vecinos más bien hipsters, igualmente nos remitió a esas postales de un picnic en el Central Park. En último término, comprar un pan en la rotisería y almorzar en una plaza es un acto universal que Clementina colma con una estética de distensión, buen gusto y un cosmopolitismo sencillo. En este marco, el tuna sandwich de Clementina adquiere su pleno sentido y supera a las ofertas sangucheras de otros emporios.

Canal 13, el sanguchero

Siempre sobra tiempo en las noticias. Como 55 minutos de un total de 60 disponibles. Cada 4 o 5 meses, mandan a una estudiante en práctica (si es febrero) o un periodista joven de nombre (todavía) ignoto a reportear una realidad tan maciza como la cordillera: en Santiago de Chile hay mucha actividad económica, gastronómica e incluso editorial alrededor del sánguche. Hay cultura sanguchera.

Noticieros de verano

El canal 13 de Chile es horrible. Debería desaparecer ya sea por acción de la mano invisible del mercado o bien por decisión de los dueños. Ahora bien: este blog no es de crítica de TV así que lo dejamos hasta acá.

Lo que sí debe ser reconocido es que la estudiante en práctica a la que le encargaron la lata de hacer “La ruta del sandwich” se esmeró y nos dejó una buena nota que enlazamos aquí.